Lo siento

Podés compartirlo en:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Lo siento

No se los puedo explicar.
Tal vez el llanto,
los consuele en tanto
lo puedan reflexionar.

Si se invierte ese mal,
la vida y la muerte es parte
de ese mismo arte
sin retorno ni final.

Ma, ¿por qué ver el lado oscuro?
Si solo te da carencia,
aproxima la sentencia
que hasta hoy marchó sin apuro.

Yo no lo elegí, hermano.
Y sé que no lo deseás,
por eso te sonrojás
como un consuelo entre humanos.

Tantas discusiones en vano
Tanto tiempo perdido
O tal vez mal invertido
Se me escapó de las manos

No los culpo, les agradezco.
Es grato haber emprendido
un viaje correspondido
que, tal vez, ya no merezco.

Pa, duele haber llegado tarde.
Tal vez fue mi aversión
que nubló mi compresión
y ya no hay quien me resguarde.

Si no hay retorno,
en vano seguir pensando
y perderse meditando
donde no hay formas ni contornos.

Y aunque es estúpido e ilógico,
dictó sentencia de muerte.
El cáncer volvió inerte
a mí sistema inmunológico.

Lo siento, solo resta esperar.
Lo lamento familia mía,
no es lo que yo quería,
¿pero qué puedo cambiar?

No gastemos en pensamientos.
Agradezco sus emociones,
pero dejemos las reflexiones
y vivamos este momento.

Cristian Villalba

Podés compartirlo en:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin