Cloud Computing, un amigo en la pandemia

Podés compartirlo en:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Hoy por hoy, todas las disciplinas de las ciencias sociales, pero particularmente la comunicación, están transidas por la informática. De alguna u otra manera, la informática al servicio de la comunicación puede mejorar notablemente la productividad. En muchas ocasiones suele darse un proceso negativo donde el usuario, así llamado, está supeditado a la informática y no es él el sujeto mismo del proceso de mejora. Pongamos de ejemplo una intranet que pretende coadyuvar a la correcta comunicación interna de una organización. Si la previa relación persona-persona no funciona, la intranet será una prolongación más de ese no-funcionamiento. En términos contables es una mala inversión. Esta consideración es previa a cualquier implementación informática. El conocimiento aplicado en una solución, en este caso, en la llamada nube, es de tal naturaleza que merece la pena de una evaluación profunda de los públicos que se harán con ella.

Grandes herramientas

Toda organización que busca consolidarse a un cierto nivel, no puede escapar de la red de redes. Ya sea comunicación interna o externa, debe estar acompañada por herramientas informáticas precisas. Esto, a su vez, implica un grado de seguridad de la información que debe ser correctamente gestionado. Volvamos al ejemplo anterior: si hablamos de la comunicación interna, entre tantas otras herramientas, podríamos mencionar la intranet. Si hablamos de comunicación externa, entonces comenzamos a darle salida a esa intranet hacia internet y hablamos de la extranet. Dos mundos diferentes. Mientras una atañe a aquellos que componen la organización –intranet–, la otra –extranet– con en el entorno: proveedores, clientes, etc., etc.

En los últimos años, hemos realizado la mancomunión de ambas disciplinas, integrando de origen rrpp/informática. Desde diseños webs simples hasta elaboración de Apps, implementación de Machine Learning y Ciencia de Datos.

RRPP por las nubes…

Este artículo busca también, más allá de definir el aspecto fundamental de RRPP en dirección informática, mostrar algunas implementaciones en base al Cloud Computing. Esto implica un overlapping permanente entre el crecimiento del negocio y la escalabilidad informática. Todos los proyectos que hemos encarado en los últimos años, tienen como mira el crecimiento a corto plazo, lo cual implica un redimensionamiento permanente de la “infraestructura” en la nube. Tanto los servicios de Windows Azure, Amazon Web Services o el mismo Google Cloud Platform, les dan a los profesionales de la comunicación informática, como conceptualmente los hemos definido, herramientas para un crecimiento que va desde una pequeña organización hasta una con varias sedes en el mundo. Desde ya, el profesional de relaciones públicas debe estar aferrado al control de este crecimiento.

Caso práctico:

En este ejemplo vamos a hablar de una Empresa X que, por cuestiones contractuales no podemos mencionar, pero si vamos a comentar a grandes rasgos como fue el impacto del Cloud Computing/RRPP en época de pandemia.

El equipo de la Empresa X, dedicada al rubro educación presencial y a distancia, realizó una prognosis donde el crecimiento estimado sería de unos 500 a 700 usuarios externos (clientes) entre el año 2020 y 2021 inclusive. Por cuestiones relacionadas al COVID-19, esa cifra se vio altamente afectada en todo lo que respecta educación presencial y relativamente beneficiada en educación a distancia. Tengamos en consideración que si bien hacemos un análisis casuístico ambos computan en la misma caja. Esto implicó un movimiento de la inversión en todo lo que respecta a departamentos que promuevan el crecimiento en internet (onpage y offpage). Una verdadera revolución. Sin embargo, un sector se mantuvo inmune y no generó grandes cambios: Cloud Computing.

Es cierto que no creció todo lo que se planificó, pero ventaja de un crecimiento controlado y en función de la demanda, tal como ofrece el Cloud, hizo posible que la inversión sea estrictamente acorde a los ingresos generados por la organización. Por cada cliente nuevo, la granja de servidores fue creciendo. Por cada cliente que se fue, el servidor fue decreciendo. En el rubro Cloud le llamamos a este mecanismo “Pago por uso”.

Asimismo, la cabeza de esta puesta en marcha siempre circundó entre la rápida implementación informática y la permanente comunicación departamental, ya no solo con los usuarios clientes si no con los usuarios internos. Inicialmente pensado para un entorno reducido, para pocas personas y en pocos días para 620 en crecimiento.

Conclusión:

Unas pequeñas líneas para concluir:  el fundamento de la buena informática organizacional reposa en las buenas relaciones públicasSi no es así, hay un cuerpo sin alma.

Podés compartirlo en:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin